La extraña sensación de que caes

|

Uno de los numerosos defectos que tengo es que soy un hipocondríaco de cuidado (si yo os contara… hasta una vez pensé que se me había parado el riego sanguíneo porque notaba pequeñas punzadas en la muñeca… que vergüenza). Otra de mis múltiples paranoias, mantenida en secreto, era la creencia de que padecía de principio de Parkinson… todo esto porque muchas noches, al poco de estar acostado, sentía como si “me resbalara y fuera a caer” (cosa imposible estando en horizontal). Pensaba que era algo que sólo me pasaba a mi… hasta que hoy leí esto (vía Cynical-C):

En el momento de dormirnos, a veces experimentamos la sensación de caer en un pozo. ¿A qué es debido?

A los pocos minutos de comenzar a dormir, es bastante común que sintamos repentinamente una descarga eléctrica que interrumpe momentáneamente el sueño. Pasamos de un momento de máxima relajación a uno de tensión imprevista. Esta sacudida suele ir acompañada de algún movimiento brusco de nuestro cuerpo. Y no sólo despierta a quien la sufre, sino que incluso puede despertar a la pareja en caso de dormir acompañado.

La mayoría de la gente describe este fenómeno como la sensación de tropezar, dar un brinco o caer en un pozo. Los especialistas denominamos este movimiento «mioclonía del adormecimiento». Se trata de fenómenos fisiológicos muy normales que no deben preocupar. Tienen lugar cuando nos encontramos en la fase de somnolencia, que es la que dará paso a posteriores fases de sueño superficial, profundo y fase REM, que se repiten cíclicamente a lo largo de la noche y tienen su final en el despertar.

[ Libro: Todo lo que quería saber sobre el sueño… y ahora va a averiguar ]

Por lo visto el 70% de la población experimenta este fenómeno, del que casi nadie habla, y del que todavía no se tiene muy claro su origen, aunque parece que es otra parte más dentro del proceso del sueño, cómo la respiración más lenta o la reducción de la temperatura corporal.

A ver… ¿soy un bicho raro o ustedes también lo han notado alguna vez?